Desarrollo PersonalProductividad

¿Cómo evitar que tus días pasen desapercibidos?

“Mi tiempo es lo más importante, porque es lo único que no puedo recuperar”, me dijo Nicolás. Desde ese día, tomé esta frase como un principio.

Si te regalaran USD 1.440 cada día, con la condición de que debes gastarlos antes que el día se termine (o los pierdes), seguramente tratarías de aprovecharlos al máximo posible.

Sin embargo, cada día obtenemos de regalo 1.440 minutos (que nunca más recuperaremos)… ¿Qué tanto nos preocupamos por darles un buen uso?

Todo se resume en el tiempo que tienes, la manera cómo lo inviertes y con quién lo haces.

Después de mucho estudio, práctica, prueba y error, he podido realizar un resumen de los aprendizajes prácticos que me han sido de mayor utilidad para mejorar la calidad de mis días, y deseo compartirlos contigo.

Tips para tener mejores días y sentir que utilizas bien tu tiempo

  • Proyecta tus días: planifícalos, imagínalos, visualízalos, antes de que ocurran.
  • Sé realista, no tengas una lista de 20 tareas en la cabeza que no podrás realizar. Concéntrate sólo en lo importante. Las tareas que no vas a realizar, te quitan capacidad que podrías utilizar para las que sí vas a ejecutar.
  • Conoce por qué haces lo que haces, y busca que ese ‘porqué’ sea algo que te motive.
  • Haz de a una cosa a la vez. Vive presente. Evita las distracciones. Si es necesario, coloca el celular en modo avión cuando necesites concentrarte. Cada cambio de tarea te consume minutos que no podrás recuperar. 
  • Discrimina las tareas por urgencia e importancia, y dedica la mayor parte del tiempo a las importantes y no urgentes. Por esas tareas te estarán evaluando al cabo de los días. Elimina las no urgentes y no importantes de tu lista de pendientes.
  • Ten bien claros y definidos tus valores (en orden de prioridad). Esto te facilitará y ahorrará tiempo en la toma de decisiones.
  • Sé puntual, pero si por algún motivo vas a llegar tarde, no te desesperes y hagas locuras que puedan complicar aún más tu llegada.
  • Agradece por todo lo que te sucede cada día, desde las cosas más simples y obvias, hasta las más sorprendentes. Esto te ayudará a remarcar los días, sentirte más feliz y tranquilo, y además generar más y mejores recuerdos.
  • Dedícate unos minutos a ti mismo. Relájate y despeja la mente.
  • Toma agua, haz ejercicio y duerme lo suficiente. Cuida tu recurso físico más importante.
  • Nunca te despidas de un ser querido sin que sea en buenos términos, y preferentemente diciéndole lo que significa para ti.
  • Al final de cada día, hazte estas preguntas:
    • ¿Qué aprendí?
    • ¿Qué transmití y/o aporté?
    • ¿Qué tengo para agradecer?

Mejora un 1% cada día.

El problema no es estar muy ocupado. El problema es estar dedicando mucho tiempo a tareas que no te aportan valor, y que no te alcance el tiempo para lo verdaderamente importante. Alexis Valín

#BeLeader

¿Qué agregarías a la lista? Indícalo abajo en los comentarios.

Si te gustó lo que leíste, compártelo haciendo click aquí.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

4 comentarios en “¿Cómo evitar que tus días pasen desapercibidos?

  1. Si te discutes con un ser querido, pide perdón.
    No dejes que el sol se ponga sobre tu enojo, es difícil a veces pero vale la pena.

    un abrazo Alexis!!

  2. Ya lo dijo el sabio Salomón hace muchísimos años:

    Hay un tiempo para todo
    “3 Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo:

    2 un tiempo para nacer,
    y un tiempo para morir;
    un tiempo para plantar,
    y un tiempo para cosechar;
    3 un tiempo para matar,
    y un tiempo para sanar;
    un tiempo para destruir,
    y un tiempo para construir;
    4 un tiempo para llorar,
    y un tiempo para reír;
    un tiempo para estar de luto,
    y un tiempo para saltar de gusto;
    5 un tiempo para esparcir piedras,
    y un tiempo para recogerlas;
    un tiempo para abrazarse,
    y un tiempo para despedirse;
    6 un tiempo para intentar,
    y un tiempo para desistir;
    un tiempo para guardar,
    y un tiempo para desechar;
    7 un tiempo para rasgar,
    y un tiempo para coser;
    un tiempo para callar,
    y un tiempo para hablar;
    8 un tiempo para amar,
    y un tiempo para odiar;
    un tiempo para la guerra,
    y un tiempo para la paz.

    De nada sirve afanarse
    9 ¿Qué provecho saca quien trabaja de tanto afanarse? 10 He visto la tarea que Dios ha impuesto al género humano para abrumarlo con ella. 11 Dios hizo todo hermoso en su momento, y puso en la mente humana el sentido del tiempo, aun cuando el hombre no alcanza a comprender la obra que Dios realiza de principio a fin.

    12 Yo sé que nada hay mejor para el hombre que alegrarse y hacer el bien mientras viva; 13 y sé también que es un don de Dios que el hombre coma o beba y disfrute de todos sus afanes. 14 Sé además que todo lo que Dios ha hecho permanece para siempre; que no hay nada que añadirle ni quitarle; y que Dios lo hizo así para que se le tema.”

    De todo esto, y luego de haber leído el artículo, destaco tres frases:
    “Un tiempo para intentar, y un tiempo para desistir;” “De nada sirve afanarse”; “Yo sé que nada hay mejor para el hombre que alegrarse y hacer el bien mientras viva;”
    Puede ser que cuando comencemos este camino que propone VCP, tengamos momentos en que crezcamos mucho y otros en que pareciera que volvemos atrás. Tranquilos… hay un tiempo para todo. Son etapas, y hay que vivirlas, sin desistir.
    No sirve de nada enloquecerse y preocuparse, sino más bien ocuparse.
    Y … hacer el bien mientras viva… ¿de eso se trata VCP #BeLeader? ¿No?

    Felicitaciones!

    1. Exacto Evelyn! De eso se trata, de ocuparse, de hacer el bien mientras estemos aquí, y de disfrutar cada etapa de la manera más consciente y presente posible.

      Me gustó tu aclaración sobre que habrá momentos en que pareciera que vamos hacia atrás… Por supuesta que sucederá, y en muchas ocasiones, pero la manera en cómo nosotros reaccionamos ante esas etapas, es la clave entre quedarse estancado por largo tiempo, o sólo “retroceder” un poco para volver con más impulso.

      Personalmente, considero que hay dos claves que son el sustento en todo momento, pero principalmente en los difíciles:
      – Saber y tener presente por qué hacemos lo que hacemos, y por qué estamos donde estamos.
      – Desarrollar la habilidad de estar siempre abiertos a aprender.

      Muchas gracias por tu aporte!! 🙂

Intercambiemos opiniones! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.