Desarrollo Personal

Emprender no es la solución. Irte de viaje, tampoco.

“Voy a emprender para ser libre”, decía Juan.

“Me voy a otro país para vivir mejor”, decía Carlos.

Meses después de pasar la novedad de estar en un entorno totalmente diferente, ambos estaban en la misma situación de antes, pero incluso ahora arrepentidos de su decisión. Juan esclavizado de su propio emprendimiento, y Carlos en una nueva y aburrida rutina.

La insatisfacción laboral existente en la actualidad (y no sólo laboral en muchos casos), produce algunos pensamientos como que emprender o irse de viaje por el mundo (ambas actividades de “moda”), puede ser la solución a todos los problemas. La verdad es que suena lindo y tiene buen marketing, pero no es del todo real.

Emprender

Es cierto que se necesitan más emprendedores, principalmente en países como Uruguay o Argentina que tienen índices de emprendedurismo muy bajos respecto a otras regiones, y también es verdad que los emprendimientos empujan la economía y generan más valor para la sociedad (generalmente), pero no es una opción para cualquier persona, ni en cualquier momento, ni con cualquier idea.

Pregunta clave que debes hacerte frente a esta situación: ¿Por qué querés emprender? Busca los motivos profundos, no se valen las respuestas como “me gustaría tener mi propio negocio”.

La insatisfacción en general viene por muchos motivos, no sólo la necesidad de trabajar de forma de independiente para tener mayor libertad. Por ejemplo, proviene de la falta de culturas de trabajo colaborativas, donde haya líderes en lugar de jefes autoritarios, con ambientes agradables, de confianza y respeto mutuo, con empresas que tengan un propósito además de generar riqueza económica, etc.

¿O no te gustaría trabajar en un lugar que hagas algo que te gusta y además disfrutes del clima laboral?

No cometas el error de irte a emprender buscando libertad y terminar esclavizado haciendo algo que no te gusta. No serías el primer emprendedor auto-esclavizado.

Si logramos que las empresas mejoren en estos aspectos, las personas estarían más felices dentro y no buscarían tanto ir hacia afuera.

Si logramos como personas mejorar por dentro, tampoco estaríamos buscando tantas soluciones afuera.

Viajar

Cuando nos fuimos a Nueva Zelanda, muchos pensaron que no volveríamos. Cuando ya era seguro que volvíamos (porque estábamos cerca de la fecha), incluso algunos se sorprendieron de que queríamos volver a Uruguay, pudiéndonos quedar en un país tan hermoso como Nueva Zelanda.

Nunca fuimos con los planes de quedarnos, pero la verdad es que estando allá la posibilidad surgió y la evaluamos. Entonces, ¿por qué decidimos volver? Porque en ese momento consideramos que disfrutaríamos más de continuar proyectos que teníamos en Uruguay, y que también tendríamos un mejor estilo de vida aquí, ya que podríamos terminar los estudios y empezar a desempeñarnos en cosas que nos gustaran más.

Tu felicidad no depende del lugar donde vives, depende de cómo es tu relación contigo mismo.

Si nos hubiéramos quedado en NZ, seguramente tendríamos que haber pasado un buen tiempo trabajando en cosas que no nos gusten, durante muchas horas, y con poco tiempo para disfrutar de lo hermoso que es el país.

Hemos conocido (directa e indirectamente) muchas personas que se han ido para “vivir mejor”, y luego en el nuevo país trabajan 12hs por día en un empleo esclavizante para poder ahorrar dinero, y quizás en el poquito tiempo que les queda, poder disfrutar del motivo principal por el que están ahí.

También hemos conocido otra personas, que se han ido por otros motivos, por ejemplo darle una mejor educación a sus hijos, y todos los sacrificios que hacen les generan una satisfacción enorme al verlos tan bien a ellos. Todo depende del porqué.

Empecemos por dentro

Entonces, ¿qué sacamos de todo esto? Si limpias los vidrios sólo por fuera, siempre vas a ver una realidad difusa. No te olvides de limpiar por dentro si deseas claridad.

Cuando trabajes en tu interior, cuando defines la rutina que deseas, cuando trabajes por tenerla, y además te enfoques a agradecer y apreciar lo que te sucede en el día a día, entonces ahí te sentirás satisfecho con el uso de tu tiempo, y dejarás de poner tanta atención a las supuestas condiciones de tu entorno que te hacen infeliz.

“En vez de preguntarte ¿cuándo serán mis próximas vacaciones? Mejor construye una vida de la que no necesites escapar.” Seth Godin

La solución está dentro. Por más que vivas cambiando una y otra vez, siempre volverás a tener una rutina. Por lo tanto, el punto clave es que esa rutina cumpla estas dos condiciones: que la hayas elegido y que además te guste.

Parece muy simple en palabras, pero en la práctica, ¿vives cómo elegiste vivir? ¿o el “qué dirán” ha pesado más en tus decisiones? No olvides considerar tu felicidad.

Quizás la decisión final sea emprender o ir de viaje, pero que surja después de una análisis consciente, no por querer huir de la realidad.

Lo bueno de esto, es que el problema está de tu lado, y por lo tanto, tienes todas las posibilidades de solucionarlo.

Construye tu vida de forma proactiva y asume la responsabilidad de proyectarte a ti mismo. Sólo de esa manera podrás eliminar tu deseos de escapar, y disfrutarás de tu camino.

#BeLeader

#NotVictim

Si te gustó lo que leíste, compártelo haciendo click aquí.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

4 comentarios en “Emprender no es la solución. Irte de viaje, tampoco.

  1. Jaja, que bueno Alexis, no viene en un buen momento este comentario, justo ahora estaba planificando mi huida, y me haces dudar jajajaja. bueno igual yo pensé que mi vidrio estaba limpio desde adentro pero veré. ya te comentaré. Un gran abrazo.

    1. José, toda buena decisión siempre está precedida de una nube enorme de dudas, así que aprovechalas para analizar y tomar la mejor decisión!

      Espero que, a pesar de las dudas, el artículo te haya servido en tu proceso de “huir” (quizás para replantearte el porqué, no para cambiar de decisión).

      “La convicción es enemiga del aprendizaje, pues para éste, se necesita la duda”.

      Un fuerte abrazo y gracias por el comentario!
      Cualquier cosa estoy a las órdenes.

  2. Excelente reflexión. De forma sencilla y amena logras que cambie el lugar donde fijé la mirada. Esta nueva perspectiva me invita a repensar mi actuar y los porqués de las decisiones que tomo. Gracias!

    1. Yanet, me alegra mucho leer tu comentario y saber que el contenido te fue de ayuda! Muchas gracias por compartirlo.

      Mucho éxito en tus próximas decisiones, y si puedo ayudar en algo, estoy a las órdenes.

      Un abrazo.

Intercambiemos opiniones! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.