Desarrollo Personal

Si el camino no existe, es hora de crearlo

Hace poco más de un mes iniciaba la idea de comenzar a ayudar a personas a formar su estrategia de vida, y también a líderes a diseñar la estrategia para su emprendimiento.

Bajo un plan intensivo de 30 días, 3 valientes se animaron a comenzar, y el viernes pasado terminamos las primeras 3 mentorías (todas en estrategia personal, y una de ellas también en estrategia de negocios).

Puedo decir felizmente, con una alegría enorme, que ha sido una gran experiencia. Primero que nada, ellos han quedado muy conformes con el proceso de crecimiento que han vivido, y en segundo lugar, lo he disfrutado muchísimo.

Estos son dos ejemplos de los mensajes que llenaron mi alma durante este mes:

“Realmente siento que me estas ayudando un montón, así que un GRACIAS enorme!!!”

“…me siento feliz por la claridad que tengo en este momento y por todo lo que he logrado avanzar, tanto a nivel personal como con mi emprendimiento.”

Más feliz me siento yo de poder recibir mensajes así.

¿Qué me dejó esta primer instancia de mentorías?

  • La satisfacción de haber sido un medio útil para mejorar la forma de planificar el futuro de 3 personas y un emprendimiento.
  • La confianza de saber que puedo agregar valor, y la tranquilidad de haber vencido el miedo de salir a ayudar a desconocidos, haciendo algo que nunca antes había hecho de manera formal.
  • El contacto y la generación de vínculos con 3 grandes personas que están construyendo vidas con propósito.

“Emocionarse por la felicidad del otro, es ser feliz dos veces.”

En función de estos resultados, es que seguiré avanzando. La red crece, y se van generando más personas que seguirán impactando en su alrededor, para que cada uno pueda ir haciendo una pequeña parte en pro de mejorar la calidad de vida de nuestra sociedad.

Otra enseñanza que me dejó esta experiencia, es que si querés hacer algo, y eso aún no existe como profesión, eres el responsable por crearla.

Cuando se me ocurrió la idea de compartir lo que he aprendido y experimentado en temas de negocios y crecimiento personal, no tenía idea ni de cómo llamarle, cómo ofrecerlo, si sería útil para otro o no, etc.

Lo único que tenía seguro, era miedo de que no resultara. Pero con eso y todo, preparé lo mejor que tenía y lo intenté, ya que llevarlo a los hechos era la única forma de saber si mi propuesta sería útil para alguien más.

Gracias a eso, y a que no podría haber obtenido mejores resultados, es que hoy tengo la certeza para continuar ayudando a más personas, y puedo seguir mejorando mi propuesta de valor.

Finalmente, muchas gracias a estos 3 valientes, que sin conocerme previamente, y sólo habiendo leído el contenido que he compartido a través del blog, decidieron confiar en mí. Gracias por permitirme conocer sus historias, y también haberme dado la posibilidad de enriquecerme y aprender de ustedes.

Me siento tranquilo de saber que tienen un plan, que están seguros respecto a él, y continuarán un camino de crecimiento.

Nunca dejen de soñar.

Nunca dejen de transformar los sueños en planes.

Nunca dejen de pasar los planes a acciones.

Nunca dejen de modificar los planes en función de los aprendizajes que les va dejando el camino.

“No importa si no cumples con tu estrategia, lo que no puedes es carecer de ella” Anuor Aguilar

Si te gustó lo que leíste, compártelo haciendo click aquí.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

2 comentarios en “Si el camino no existe, es hora de crearlo

  1. Quiero comentar el artículo “Venzamos la cultura de la queja” que me llegó por mail, pero no lo encuentro. ¿Me pueden orientar?

Intercambiemos opiniones! :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.